En las limpiezas que se realizan después de terminar una obra o una reforma en una vivienda u oficina, local comercial, etc. se han de tener en cuenta determinados factores que ayudarán a realizar una limpieza óptima:

  • En primer lugar, hay que utilizar los productos adecuados para eliminar los residuos que quedan adheridos al suelo, los cristales, los sanitarios etc.
  • En segundo lugar, es muy importante la utilización de los medios mecánicos acordes con la limpieza a realizar. Es el caso de utensilios como raspadores, espátulas, cuchillas, etc. o maquinaria como aspiradoras o abrillantadoras.
  • En tercer lugar, se debe administrar al personal de limpieza de todo los elementos de protección personal necesarios para realizar un trabajo sin riesgo, como las gafas, guantes, arnés de seguridad, etc.

Es así como desde FACILICE entendemos que se debe afrontar una limpieza profesional de obra.

0/5 (0 Reviews)